Antes de que llames al carpintero, revisa estos tips para que sepas qué hacer y cómo arreglar puertas que se atoran en tu Baticueva, compa. 

¿Las bisagras se aflojan?, ¿el marco se mueve?, ¿la puerta se hincha con la humedad? Aquí vas a ver cómo arreglar cada uno de estos problemas. 

Bisagras que se aflojan

Revisa las bisagras de la puerta para que veas si la puerta está floja en el marco, o si las bisagras se mueven al levantarla. Para este problema la solución es simple: aprieta los tornillos.

Si al intentarlo descubres que es imposible apretar los tornillos, o que se barren al hacerlo, puede ser porque la madera de adentro está dañada.

Para que puedas arreglar las bisagras en este caso, cambia el tornillo del centro de la bisagra. Reemplázalo por uno más largo, y que llegue más al fondo, hasta un punto en el que la madera esté en buenas condiciones.

Si el marco se mueve

Si ya apretaste las bisagras y la puerta se sigue atorando con el marco, pon un bloque de madera sobre el mismo y golpéalo con un martillo. Con esto podrás mover el marco lo necesario para que la puerta no se atore más.

Si la puerta se hincha con la humedad

Para esta situación hay que lijar la puerta ligeramente en el punto donde se atora. Solo procura tener cuidado de no lijarla de más. Para de lijar en cuanto la puerta deje de atorarse.

Si esto no es suficiente, tendrás que rebajar la puerta, para lo cual necesitas una escofina o un cepillo para rebajar.

Para terminar el proceso, sella y pinta cualquier parte de la madera que haya quedado expuesta al lijar. Con esto protegerás la madera de la humedad y prevendrás que se expanda.