¿Por qué decirle al Alfita de 2 años que se calme mientras hace berrinche no funciona?

Esta pregunta se la han hecho todos los miembros de este clan y no es para menos, ya que cuando los retoños de 2 años entran en el “modo berrinche”, es muy difícil que le hagan caso a uno.

Por ello, acudimos con el psicólogo Franco Pérez Pineda quién nos explica cómo funciona un berrinche y cómo lidiar con el. Y esto es lo que nos dijo:

Algunos papás odian los berrinches, pero la realidad es que son parte del desarrollo de los niños y cumplen una función: evitar que nuestro hijo se estacione ahí y siga haciendo berrinches hasta la edad adulta.

Muchos o pocos, pero los va tener

Uno de los motivos por los que ocurre un berrinche es porque los retoños apenas están aprendiendo a hablar y en ocasiones, les frustra no poder comunicar sus necesidades. 

¿Te has preguntado cómo te sentirías y te pondrías tú si no pudieras decirle a alguien que algo te molesta o te asusta?

Otro motivo que detona un berrinche es que están retando los límites que estamos marcando, porque están en una etapa de auto identificación y desvinculación de la madre.

Por ello, es importante tomar nuestro lugar como autoridad para que ellos pierdan esta batalla, pero ganen un líder. 

Entonces, si no le puedes decir al Alfita que se calme durante un berrinche, ¿cómo lidiar con el?

Lo primero es no intentar dialogar con el, hasta que se calme, y tampoco lo ignores. Solo mantente cerca para que no se lastime o lastime a alguien más.

Ceder definitivamente aumentará los berrinches, por lo que es importante mantenerse firme en el límite que estamos marcando.

Ahora, luego del berrinche, lo que se sugiere es validar sus emociones, ser constantes en los límites que se le marcan, y explícale de forma breve cómo puede pedir las cosas o porqué no puede comer dulces antes de la comida, tomar ese objeto, etc.

¿Cómo ven estos consejos clan?